Translate

martes, 5 de diciembre de 2017

Dar siempre más


Por: Ángela Bedoya

De Antonio Gramsci aprendí que no se puede ser indiferente cuando se vive en sociedad. La sociedad es una red de la que todos hacemos parte, aquí todos somos sociedad.  De Estanislao Zuleta aprendí que las miserias no hay que vivirlas de manera dispersa, que es mejor vivir nuestras miserias en comunidad, en vez de refugiarnos en un rincón a soportar solos y por nuestra cuenta el peso de nuestra propia miseria.

Pese a sus lecciones, que las encontré en un papel, encontré una mejor lección en la práctica. Con el Voluntariado Profesional FIGRI que hice en una investigación con la Corporación Nuevo Arco Iris aprendí que solo se deja de ser indiferente cuando caemos en la práctica, cuando dejamos de pensarlo o de decirlo y empezamos a actuar. También comprendí que hay mucha gente en este país viviendo tantas miserias de manera aislada. 

Con el Voluntario Profesional FIGRI pude aproximarme a la realidad de una de esas miserias que afectan a una población específica y en lugares muy específicos del país. El asesinado selectivo de líderes sociales y defensores de derechos humanos, muertes que al parecer a pocos nos duelen y que muchos prefieren ignorar






Durante el voluntariado emprendí junto con dos valientes externadistas, a los cuales agradezco su compromiso y entusiasmo; la misión de elaborar una matriz de seguimiento al Punto 3.4 del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, firmado hace poco más de un año entre el Gobierno Nacional y las Farc. Este punto habla sobre las garantías de seguridad y la implementación de una política pública que ayude a proteger y a preservar las vidas de los defensores de derechos humanos y líderes sociales.

Ha sido un largo año, un año con altibajos para la implementación de los puntos acordados en el Congreso y un año más en el que el gobierno sigue empecinado en negar la sistematicidad de los eventos. A quienes lean este interesante blog, quiero decirles que en los pueblos y en los campos de Colombia, se mata a quienes defienden los derechos ambientales, a quienes defienden el derecho de propiedad y el buen uso de la tierra, a quienes defienden una vida digna para los campesinos, a quienes hacen parte de las tribus indígenas o afrodescendientes.

Lo más difícil de la investigación es la identificación de los presuntos responsables de los crímenes. Muchos obstáculos se presentan en el camino, la justicia ordinaria poco profundiza en los eventos, ya sea por temor o por venta de la función; los autores materiales suelen ser sicarios que impiden esclarecer la responsabilidad de los autores intelectuales; y, la amenaza es constante para quienes tengan intenciones de denunciar los hechos. Las hipótesis que los expertos plantean es que estos crímenes son responsabilidad de grupos paramilitares o de organizaciones derivadas del paramilitarismo. Por cómo operan los perpetradores, se hace urgente la intervención del Estado con todo su aparato policivo y judicial. La sangre derramada es de inocentes que luchan día a día, con lo poquito que tienen, para mejorar los niveles de calidad de vida de los suyos.

Aquí es donde impacta la función de la Corporación Nuevo Arco Iris, pues refleja valentía en cada uno de sus miembros; compromiso social, que a veces le falta al mismo Estado; consciencia colectiva con cada informe y libro que llega a manos de los lectores inquietos; y la oferta de una visión que difiere de las tradicionales, pues son las tradiciones las que están cegando los ojos de las personas del común que no logran ser conscientes de los niveles de violencia que viven nuestros co-ciudadanos en diferentes regiones a lo largo y ancho del país.


miércoles, 29 de noviembre de 2017

Una promesa incumplida


Por: Ambre Doucet
Estudiante de intercambio de Sciences Po Paris
Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales
Universidad Externado de Colombia

Sobre la asociación:

Durante mi primer semestre de intercambio en la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado de Colombia, elegí hacer parte del Programa de Voluntariado que ofrece FIGRI. Escogí la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC). El objetivo de esta asociación es de proteger los derechos de los campesinos a través de diferentes proyectos como la creación de Zona de Reserva Campesina o de una ruta de protección. Ella está en permanente en contacto con otras asociaciones. Por ejemplo, con organizaciones por la paz como CESPAZ, y especialmente con organizaciones campesinas. El papel de ANZORC en eso es por ejemplo de mostrar las amenazas y violencias sufridas por estas organizaciones, de denunciarlas y de luchar para que estas agresiones no existan.

Sobre mi papel en ANZORC:

             Al inicio del semestre, mi tutor Sergio Martinez me informó que al inicio mis labores  serían más administrativo, pero que rápidamente iría involucrándome en con el tema de los derechos humanos y en reconstrucción de las vulneraciones que ocurren en el territorio (amenazas, entre otras). Por eso trabajaría en una matriz para recolectar no solo los registros de las amenazas y las violencias sufridas por los campesinos, sino la legislación que en el país hay al respecto.

           De hecho durante estos meses de intercambio estuve en la parte logística de la organización del II Encuentro de Protección Territorial que se llevó a cabo en el mes de octubre en la ciudad de Bogotá. Más allá de eso, la información recolectada en ANZORC me permitió visualizar gráficamente, de modo que pude proveer a la organización con información digital de más fácil comprensión.  Lo más interesante fue mi trabajo al fin del semestre cuando debí hacer una matriz con las noticias sobre el paro campesino y después escribir un artículo al respecto.
Entonces mi desempeño en la organización, a lo largo del semestre, no me ha dado ni satisfacción intelectual ni la impresión de aportar valor agregada a esta asociación. Me gustaría que los voluntarios pudieran hacer más parte de la organización e intercambiar más activamente en las reuniones.


En la foto se observa que estoy haciendo un mapa teórica sobre las amenazas recibidas por las asociaciones campesinas.


Sobre mi experiencia general:
           
            Lo que al inicio me apareció como una oportunidad increíble de encontrar otro aspecto de Colombia, aprender sobre el campo y sus problemas e intentar hacer algo fue una promesa incumplida. Entiendo perfectamente las necesidades del trabajo administrativo en una asociación, y puedo hacerlo. Pero no creo que el trabajo administrativo pueda representar la casi totalidad de mi voluntariado en esta asociación. 

               En realidad, no creo que la asociación necesitaba un voluntariado.  El responsable inmediato de los voluntarios en ANZORC no estaba muy disponible. También hubo dificultades en la comunicación. Tanto que en ocasiones sentí que mi tiempo de voluntariado era muy útil (por ejemplo, leer un texto sobre la creación de la matriz para colectar las violaciones a los derechos humanos y nunca tenía la posibilidad de utilizarlo).


               Habría sido increíble de realmente hacer parte de esta asociación. Pero nunca tuve realmente la oportunidad de hacerlo. Pero conozco los referentes de otros compatriotas que han realizado el Programa de Voluntariado en otras organizaciones y donde realmente han tenido la oportunidad de hacer parte de la organización y han aprendido. Luego han logrado tener un impacto donando su tiempo. Y ese debe ser el centro. 

martes, 28 de noviembre de 2017

La experiencia de mi voluntariado: un proyecto que me enseñó mucho pero también me decepcionó


Por : Aurélien Dubost
Estudiante en Intercambio FIGRI, procedente de Sciences Po Paris

            Desde el comienzo de agosto a razón de 3 veces por semana (viernes, sábado y lunes), voy a la asociación Redcuna y doy unas 9 horas a la semana de mi tiempo personal. En primer lugar, elegí dedicar mi tiempo personal a un objetivo específico. De hecho, como estudiante a cambio, quería tener una experiencia personal fuera de la universidad y también conocer a otras personas además de los estudiantes de la Universidad Externado de Colombia. Desde un punto de vista más personal, esta experiencia también representó un verdadero desafío para mí; el de empoderarme. De hecho, después de pasar 3 años en París sin participar en nada (ya sean asociaciones o trabajos pequeños como cuidar niños, por ejemplo), quería que esta experiencia me permitiera asumir la responsabilidad, saber cómo respetar horas y para determinarme en una acción para hacerme madurar y crecer. Desde este punto de vista, estoy bastante satisfecho ya que creo que he logrado mi objetivo y sé que esta experiencia me ha sido de gran utilidad.

            Mi función en la Fundación Redcuna fue múltiple. Por lo tanto, los lunes y viernes por la tarde cuidamos entre 2 y 5 horas para cuidar a los niños que vinieron a la asociación. Implicó varias actividades como juegos de mesa, lectura, deportes y, en periodo de  Halloween, la fabricación de máscaras y decoraciones. Los sábados no atendíamos a niños sino a adultos (en su mayoría personas mayores, pero también hombres y mujeres solos) en un centro desarrollado y terminamos dándoles el té de la tarde. Aprendí mucho de esta experiencia y me permitió descubrir una faceta diferente de la vida en Colombia, pero también las relaciones con las personas aquí que no necesariamente me ofrecen la universidad ya que el marco es más académico y diferentes relaciones. Además, disfruté especialmente de poder practicar deportes con niños y días con niños. Trabajé dos veranos en un centro ventilado en Francia y me recordó un pequeño centro espacioso.

            Sin embargo, dejo esta experiencia con un sentimiento mixto. De hecho, todos estos aspectos positivos mencionados anteriormente no me permiten olvidar los pocos puntos negativos de mi experiencia. También quería a través de esta experiencia dedicar mi tiempo a una causa que me es querida pero también a sentirme útil a los demás. A veces no me sentía útil, me sentía descuidado porque la barrera del idioma no me permitía entender todo y descubrir que estaba perdiendo el tiempo si no llevaba nada. Además, soy tímido y reservado y es difícil para mí hablar con extraños que están más en un idioma que no es el mío y me hubiera gustado estar un poco más encuadrado y que me dicen qué hacer para ser útil y ayudar a la asociación. Con eso quiero decir que le pregunté a Jairo si necesitaba ayuda y me encontré envolviendo una cuerda alrededor de un palo de madera durante tres horas, no encontré es muy gratificante Uno de los otros problemas que me surgieron fueron los horarios y las cargas que representaba, no me di cuenta al principio de todo el tiempo que me llevaría el fin de semana. Todo este tiempo ha sido difícil porque la carga de trabajo en la universidad parece bastante pesada y tuve problemas para llegar a fin de mes y lamento haberme tomado tantas horas. voluntario al final de la semana. Es por eso que creo que no repetiría la experiencia de voluntariado en la segunda mitad del año. Me gustaría concentrarme y dedicar más tiempo a mis estudios, pero también encontrar un tiempo para mí mismo que apenas he logrado hacer entre el trabajo que la universidad requiere y el compromiso que hice con la fundación Redcuna.

          Me gustaría volver al deporte, algo que he descuidado desde que llegué a Colombia, pero también disfruto de mis fines de semana más ligeros en términos de carga de trabajo para viajar un poco más y descubrir más el país.



       Para concluir, estoy muy feliz de haber tenido el espacio de cuatro meses para tener esta experiencia, sé que será bueno para el futuro pero también que lamentaría cuando volviera a Francia no tenerlo intentado. Hubo aspectos positivos, algunos negativos, pero sé que un semestre será suficiente, no quiero encontrarme el próximo semestre en dificultad como este semestre en mi trabajo de la universidad y deseo aprovechar el tiempo que le di a la fundación para para realizar otros proyectos personales.








Esta es una foto tomada en mi voluntario el sábado. Como dije el sábado, estábamos tratando con adultos y podemos ver que podría pasar por ejercicios físicos. También jugué Tejo con ellos, lo que me permitió descubrir este juego que no sabía. Los adultos que vinimos a ver también aprendieron a través de las historias que me contaron. Guardo una excelente memoria

Más que una coyuntura política, una puerta al futuro

Por: María Camila Gómez Cantor. 
Décimo Semestre. 
maria.gomez30@est.uexternado.edu.co
camigomez.15@hotmail.com
Estudiante de Gobierno y Relaciones Internacionales
Universidad Externado de Colombia.

La fundación Palabras Sociales es el lugar de encuentro de diferentes ideologías políticas, de diferentes personalidades y formas de pensar. Es el lugar donde se sientan en la misma mesa, pensamientos extremos. Es el lugar donde la principal arma es la palabra, el enfrentamiento más fuerte son los argumentos y la batalla más grande está en la discusión. La oportunidad la ofrece esta organización permite no solo inmiscuirse en el campo investigativo sino también lograr entender que la razón no siempre tiene el mismo tinte.

El análisis de la coyuntura no solo nacional sino también internacional le permite a la persona que hace parte del Programa de Voluntariado FIGRI  entender en conjunto y con una mirada panorámica, la realidad de los hechos y del discurso. Preparar preguntas a diferentes personalidades políticas implica entender la realidad de esa persona, ponerse en los zapatos del contrincante para intuir cuáles pueden ser las posibles preguntas y debilidades al hablar.

Cada informe realizado debe tener en su esencia el color de la discusión que se dio en cámaras o por radio, el lector debe entender con solo pasar los ojos por las letras cual fue la coyuntura del momento y cuáles son los puntos que más sensaciones causaron en los invitados.

Ayudar a identificar personalidades para temas específicos, también es una labor que requiere atención y dedicación. Es un trabajo que requiere de tacto y de entender la realidad política, económica, laboral y en general lo que pasa al interior del país. Tener la información de los diferentes sectores de la población, las organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, expertos en las diferentes materias y analistas, permiten hacer una valoración completa del futuro del país. El investigador debe ser consciente que no se puede predecir el futuro, pero sí hacer un completo análisis con minuciosidad de las diferentes variables que pueden existir, para así entregar un posible veredicto.

Una vez identificadas las variables de un tema, el siguiente paso es el análisis, la intuición, la forma de interpretar la inflación, son pasos fundamentales a la hora de elegir a los invitados a la siguiente mesa de discusión.

La oportunidad que ofrece Palabras Sociales no solo está encaminada a temas investigativos, también le ofrece la oportunidad al voluntario de escribir en la columna del TIEMPO, Palabras Mass. Un espacio en los que diferentes jóvenes, escriben de temas puntuales y coyunturales, el lugar donde la censura no es una opción.


                                        Foto: La juventud escribe de la coyuntura del país.

Considero que el Programa de Voluntariado FIGRI abre puertas, en mi caso con la fundación Palabras Sociales, me abrió las puertas a la investigación, a las cámaras, la radio y la discusión, es una experiencia única que permite al estudiante que la realiza, conocer su país y hacer un análisis completo de las formas como la política actúa y se transforma, el lugar idóneo pata crecer y aprender. 

Cambiar para cambiarte


Por: Thomas Alberto Corredor Quiroga
Estudiante de X semestre
Finanzas y Relaciones Internacionales
Programa de voluntariado FIGRI

Actuar en la sociedad para generar impacto es simplemente un tema de actitud. Al empezar mi experiencia en el programa de voluntariado FIGRI, en la organización AIESEC, supe que estaba en el lugar correcto para generar un cambio positivo en el mundo. En esta experiencia no solo logré generar cambios en la vida de otras personas sino que desarrollé capacidades que no sabía que podía tener, pienso que fue una experiencia enriquecedora para los demás, pero sobre todas las cosas para mi. 

La organización se creó años después de la segunda guerra mundial para promover la paz mundial y desarrollar el potencial de liderazgo en cada una de las personas del mundo. Precisamente, eso fue lo que generó en mi esta experiencia. Me permitió salir de mi zona de confort y enfrentarme a nuevos retos que jamás en mi vida entera pensé en vivir. La convivencia con nuevas personas, el trabajo diario en equipo, el enfrentamiento a nuevas culturas entre muchas cosas mas, fueron determinantes para que hoy pueda decir que lleve mi capacidad de liderazgo a otro nivel y que impacté en la vida de los demás con actos sencillos, pero muy enriquecedores.


En la organización todo es un proceso en el cual entras a hacer parte. AIESEC se encarga de identificar población vulnerable en la cual pueda generarse un impacto y de este modo consolidar el desarrollo del pleno potencial de cada una de las personas. Una vez identificada esa población, se encarga de motivar jóvenes que quieran desarrollar su liderazgo y los envían a ayudar a esa población vulnerable, generando así un impacto en ambas partes.







(En la foto aparece el grupo entero de voluntarios en el evento zonalito, primera experiencia de impacto en el voluntariado realizado en jurisdicción del municipio de Girardot en el departamento de Cundinmarca)


Yo estuve encargado de generar esas motivación para que los jóvenes colombianos cambiaran su vida y fueran a desarrollar el potencial humano de los demás. Al enfrentarme a este reto tuve que interactuar con jóvenes de todo el país y fue allí donde me di cuenta que más que un voluntariado, AIESEC es una opción para cambiar vidas. Conocí desde jóvenes de los mas altos estratos que simplemente buscaban un intercambio, hasta con soldados del ejército que querían cambiar su vida, pero seguir generando impacto positivo en la sociedad

Lo que quiero resaltar es que esta experiencia me llevó a afrontarme a cosas inexploradas, a conocer gente totalmente distinta a mi, a apropiarme de mi crecimiento personal y a entender que las cosas pequeñas pueden lograr un gran impacto tanto en la sociedad como en mi personalidad. Fue una experiencia que jamás olvidaré y de la cual aprendí cosas que pienso llevar conmigo toda la vida

A los futuros aspirantes les recomiendo entregarlo todo en este voluntariado, en AIESEC se aprende mientras se pasan momentos agradables, se conocen personas que cambian tu vida y lo mas importante se desarrolla un potencial en ti que jamás esperaste alcanzar.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Un seguimiento para aprender en la realidad

Por Leo Chifflet
Estudiante en Intercambio
Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones internacionales
Universidad Externado de Colombia


Soy un estudiante francés de intercambio y al llegar a la Universidad Externado de Colombia descubrí la posibilidad de realizar un voluntariado en el marco del Programa de Voluntariado que ofrece la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales. Entonces, decidí participar en esta experiencia en la Corporación Nuevo Arco Iris, que actúa para el intercambio de información, la cooperación y el análisis de las apuestas posteriores al conflicto.

El proyecto consistía en elaborar una matriz de seguimiento de los Acuerdos de Paz de La Habana y específicamente del punto 3.4 de los Acuerdos con las FARC-EP. Aprendí mucho sobre la historia del país, del cual no sabía mucho. También me di cuenta de problemas actuales muy importantes y trágicos. Por lo tanto, fue una experiencia muy gratificante.

En mi tiempo de voluntariado me dediqué a encontrar una bibliografía para apoyar la explicación teórica de la matriz. En este trabajo de investigación, me interesé a los conceptos de seguridad humana y de teoría del cambio de la ONU, recopilé trabajos académicos recientes sobre la evolución del fenómeno paramilitar, busqué bases de datos en la tipología de los crímenes y la violencia política actual y muchas otras cosas.
Tuve la suerte de asistir a reuniones de trabajo con muchas asociaciones involucradas en el posconflicto que me hicieron consciente de la creencia y el difícil compromiso que algunas personas enfrentan a diario.






Foto de una de las reuniones que se realizan con regularidad en la Corporación para adelantar el proceso de Observación en el que se trabaja con las organizaciones que hacen red para esta apuesta de seguimiento.


 De hecho, existe una verdadera persecución de los miembros de las asociaciones relacionadas con el posconflicto, el problema de la restitución de la tierra o de las comunidades indígenas y afrodescendientes. Las amenazas y los asesinatos están aumentando y la conciencia de este fenómeno es limitada. Sobre este tema, durante un almuerzo de discusión sobre las organizaciones herederas del paramilitarismo, me marcó la intervención de un magistrado que detalló los mecanismos que perturban el funcionamiento de la justicia.


Realmente disfruté esta experiencia porque me permitió investigar fuera de la universidad y en un entorno más concreto, lo que cambia radicalmente la forma en que trabajo o veo el trabajo. Además, tuve la impresión de llegar a Colombia durante un momento histórico que pude seguir a través del Programa de Voluntariado que de otra manera no hubiera logrado.

Finalmente, quedé impresionado por la fuerza del compromiso de las personas que conocí durante mi experiencia. Gracias a la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales por permitirnos aprender de maneras novedosas y en el campo real. 

Desarrollar la juventud para desarrollar el mundo

Por: Juan Camilo Niño Navarro
Estudiante X semestre
Programa Finanzas y Relaciones Internacionales
Universidad Externado de Colombia

Mi experiencia ha sido muy enriquecedora y sumamente gratificante, a lo largo de este voluntariado he aprendido mucho acerca de la cultura de la organización y he logrado desarrollar una identidad con sus valores y planteamientos en cuanto a filosofía y objetivos. Adicionalmente, pude potencializar nuevas aptitudes y habilidades que aparte del crecimiento personal, permitieron que la organización se acercara a sus objetivos, por lo que se benefician y beneficiaran jóvenes de diferentes culturas que han de liderar el cambio que necesita el mundo.

AIESEC es la organización de jóvenes más grande a nivel mundial, esta organización vela por el desarrollo de la próxima generación de líderes y poder conectar a todos estos jóvenes con aliados corporativos y ONG a lo largo del mundo entero. Para lograr los anteriores objetivos, AIESEC se encarga de generar espacios dentro de los cuáles los jóvenes deben salir de su zona de confort para desarrollar sus capacidades de liderazgo en diferentes espacios y situaciones.

El trabajo en AIESEC demanda un absoluto compromiso y responsabilidad, las actividades dentro de equipos multiculturales permiten aplicar diferentes áreas de conocimiento, encaminando cada una de las funciones hacía el desarrollo del liderazgo no solo a nivel personal, sino también en un aspecto general frente a aquellos que te rodean y a las personas que están o estarán vinculadas con la organización.

Existen diferentes modalidades de trabajo en AIESEC, dependiendo de las capacidades y el perfil de la persona en la organización. En mi caso, estuve encargado de desarrollar relaciones con diferentes organizaciones a nivel nacional, para poder generar un vínculo con AIESEC, de esta forma se garantiza que aquellas personas que vengan de otra parte del mundo por medio de la organización, tendrán asegurada una actividad relacionada con estas organizaciones, de forma tal en la que a través de la ayuda a la población vulnerable, de desarrollen las diferentes habilidades que todo líder en el mundo debería tener.




A partir del relacionamiento con estas organizaciones, tuve que encargarme de “vender” y posicionar la organización, explicar el modelo bajo el cual se trabaja y dar a entender el beneficio que genera el establecimiento de un vínculo con AIESEC. En primera medida, se garantiza que los jóvenes que vengan a Colombia podrán ser parte de un proyecto estructurado, pero en lo personal, considero que lo más importante es el impacto que estos jóvenes pueden tener dentro de estas organizaciones, y que a través de cada uno de sus voluntariados, se han de generar cambios positivos en muchas vidas para la comunidad que necesita esta ayuda en Colombia.

Dado lo anterior, considero que AIESEC es una maravillosa oportunidad para quienes quieran hacer un cambio a nivel social y a su vez, potencializar diferentes habilidades personales, experimentando y viviendo el relacionamiento con organizaciones, teniendo la capacidad de asegurar que a través de tu voluntariado muchos otros voluntarios han de cambiar vidas y desarrollarse personalmente.